SE DOCUMENTA GRÁFICAMENTE POR PRIMERA VEZ EL PROCESO DE REPRODUCCIÓN DEL MERO EN LA RESERVA MARINA DE  LA ISLA DE TABARCA


La reserva marina de Tabarca puede considerarse hoy un espacio privilegiado para gran variedad de especies de interés comercial, entre las que se encuentra el mero (Ephinephelus marginatus). Tratar de avanzar en el conocimiento del proceso de reproducción de esta especie del mar Mediterráneo así como de su etología general  puede contribuir a mejorar su gestión, conservación y protección.

En esta reserva que gestiona la Secretaría General de Pesca, el servicio ha realizado un seguimiento de la reproducción del mero común entre los meses de mayo de 2017 y febrero de 2018 en la colonia del sur de Llosa o "Merolandia". Estos trabajos se han llevado de manera coordinada y en paralelo a la investigación de los doctores D. José Miguel González Correa y D. Just Bayle Sempere del Departamento de Ciencias del Mar y Biología Aplicada de la Universidad de Alicante cuya investigación se ha centrado en los sonidos emitidos por la ictiofauna del enclave y por los de los meros, incluyendo el periodo de celo, así como su posible relación con aspectos de presión antrópica y otros factores.

Imagen: Mero macho de unos 100 cm. Con librea reproductiva patrullando su territorio, Sur Llosa-Merolandia, julio 2017.

El estudio comprende una cronología de las inmersiones e información recopilada de alto valor científico, incorporando datos sobre sonidos de la ictofauna, de carácter muy innovador, permitiendo además conocer aspectos de comportamiento del mero hasta ahora desconocidos. Asimismo, se da testimonio gráfico del proceso de reproducción del mero, llegando a observar hasta ocho meros reproductores patrullando su territorio como verdaderos relojes un mismo día en la zona de estudio.

Estos trabajos podrían servir para determinar un protocolo de trabajo, que a su vez pueda ser extrapolado en otras reservas marinas de interés pesquero, haciendo comparables entre sí los resultados en las mismas y contribuyendo al conocimiento de la especie en aras de su gestión y por ende al conocimiento de la vida marina de un mar que tanto cuidado nos va a demandar en el futuro.